Guía Cultural de Caracas

En el año 2001 salió por primera vez a nivel impreso la Guía Cultural de Caracas, auspiciado por la Alcaldía Mayor y bajo la dirección de Antonio García Ponce, proyecto editorial en el que trabajó afanosamente primeramente Sonia Tovar y mi persona hasta el 2004 entre otros periodistas. Intentaré recorrer nuevamente este camino pero digitalmente.

martes, 13 de abril de 2010

EL ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN, UN MAGNÍFICO EJEMPLO DE LA VENEZUELA EN POSITIVO...

Soy una asidua visitante del Archivo General de la Nación, ubicado muy cerca de la Cadena Capriles y del Panteón Nacional en Caracas. Y señalo de manera entusiasta que en este lugar confluyen las energías positivas en todos sus amplios y pulcros espacios. El personal es muy preparado académicamente y con una excelente atención al público. Hay una excelente gerencia pública de quienes dirigen este pedacito de una Venezuela en positivo. ¿Por què la Administración Pública sin distinciones políticas, no puede funcionar así de bien como el Archivo General de la Nación?. (Comentario de Paula Giraud)

Por Rafael Rojas Moronta, Bibliotecòlogo e investigador.


El Archivo General de la Nación tiene sus antecedentes en el año de 1836, cuando por Decreto del General José Antonio Páez se crea el Registro Público, y dispone que la documentación depositada en las escribanías Públicas se dividiera en dos partes: una destinada al Registro propiamente dicho y la otra al Archivo Público. Con esa disposición comienza la discriminación de los documentos históricos. Entre estos papeles históricos fue encontrado el que hasta ahora ha sido el documento más antiguo del Archivo General de la Nación, cuya data es del año 1535: “Libro de Acuerdos de los Oficiales de la Real Hacienda de la Provincia de Venezuela”, con 314 folios y su contenido son las actas de las reuniones efectuadas por el contador, el tesorero y el veedor, sobre los asuntos relacionados con la Real Hacienda.

Por Decreto del 27 de enero de 1877, el presidente Antonio Guzmán Blanco le dio forma jurídica. Posteriormente un grupo de intelectuales formado por César Zumeta, Pedro Manuel Arcaya, Laureano Vallenilla Lanz, Abel Santos, Felipe Francia, José Gil Fortuol, Manuel Segundo Sánchez, Victoriano Márquez Bustillos y Vicente Lecuna, interesaron al entonces presidente Juan Vicente Gómez en la construcción de un edificio, donde pudieran reunirse los valiosos documentos que dispersos en las Oficinas del Registro Principal del Distrito Federal (hoy Distrito Capital) y en algunos despachos del Ejecutivo Nacional corrían peligro de desaparecer, y con ello, las fuentes originales y auténticas de la historia de Venezuela.

Con motivo de conmemorar el primer Centenario de la Independencia de Venezuela, se dispuso por Decreto del 19 de marzo de 1910 la construcción de varias obras públicas y entre ellas un edificio para el Archivo Nacional.

Fue elegido para su construcción el terreno, ubicado en la Avenida Urdaneta, esquinas Carmelitas y Santa Capilla, donde levantó sus edificaciones, a mediados del siglo XVIII, la Compañía Guipuzcoana para establecer en ellas las oficinas de su administración. Su cesionaria la Real Compañía Filipinas vendió sus construcciones al gobierno español en 1808, las cuales fueron incorporadas al patrimonio de la Nación después de la Independencia, como parte integrante de las propiedades españolas confiscadas.

El edificio fue levantado bajo la dirección del ingeniero Luís Briceño Arismendi. Está construido sobre bases solidas, a prueba de fuego. Su inauguración se realizó el 19 de abril de 1911. En este recinto funcionó durante 96 años, tiempo en el cual se hizo insuficiente, en términos de espacio y aplicaciones tecnológicas, para continuar recibiendo y albergando documentos y otros materiales afines.


El 6 de Julio de 1912 se nombró el primer archivero, Carlos Aristimuño Coll. Por resolución del Ministerio de Relaciones Interiores a cargo del señor César Zumeta, se ordenó proceder a clasificar los documentos que reposaban en los archivos nacionales del Distrito Federal, con excepción de los del Congreso Nacional y del Ministerio de Relaciones Exteriores, que conservaron sus propios fondos, a efecto de seleccionar en cada Departamento y sus dependencias la documentación que había de ser transferida al nuevo edificio del Archivo Nacional.

Los documentos fueron trasladados del 11 al 30 de Diciembre de 1912. El número global de expedientes y legajos que marcó el nacimiento del Archivo Nacional fue de 5152 el cual ha sido progresivamente incrementado por aportes de oficinas del interior del país, adquisiciones hechas por el gobierno, donaciones de particulares y copias obtenidas en repositorios extranjeros.

La Ley del 13 de junio de 1926 estableció el objeto y los fines del Instituto y el Decreto del 20 de julio del mismo año, todas las actividades de la oficina. Hasta 1945 se denominó Archivo Nacional, por Ley de ese mismo año cambió su antiguo nombre por Archivo General de la Nación que aún conserva, pero con la agregación del epónimo del primer Archivero del País “Francisco de Miranda”.


Actualmente el Archivo General de la Nación “Francisco de Miranda”, Ente Rector del Sistema Nacional de Archivo, se rige por la Ley de Archivos Nacionales de 13 de julio de 1945, Ley Orgánica de la Administración Pública y Decreto número 6713 del Ejecutivo Nacional, publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela número, 39199, de fecha 12 junio 2009, mediante el se transforma la Dirección General Archivo General de la Nación en Órgano Desconcentrado dependiente jerárquicamente del Ministro con competencia en materia Cultural; responsable de la custodia, defensa, seguridad, conservación, preservación, divulgación e incremento del Patrimonio Documental de la Nación.

Ubicación actual, sede Complejo Cultural Foro Libertador: Edificio, diseñado con todas las especificaciones técnicas funcionales y con la requerida proyección hacia el futuro por Tomás Sanabria e inaugurado en el año 1983. Su nombre honra a los restos del Libertador Simón Bolívar, que reposan en aquel lugar. Espacio digno donde se protege todo el patrimonio documental y bibliográfico del país. Es una edificación de aproximadamente 24 mil metros cuadrados, en donde reposan más de 158 mil tomos y legajos de documentos y libros bien conservados, distribuidos en unos siete kilómetros y medio lineales, los cuales representan la memoria documental histórica del pueblo venezolano.

El 28 de marzo de 2009, tras un gran proceso de mudanza, se inauguró la nueva sede de los fondos documentales y bibliográficos del Archivo General de la Nación “Francisco de Miranda”, hecho que marca un hito en la vida archivística del país, anhelo materializado después de muchos años de lucha por ocupar un espacio que cumple con las exigencias para la protección (contra fuego, rayos ultravioleta, inundaciones y contaminación ambiental) del rico patrimonio documental de Venezuela y como firme testamento de la importancia que le asigna el Estado a la historia de nuestra cultura, así como ofrecer lugares confortables a los usuarios, investigadores, o ciudadanos y ciudadanas comunes que visiten la Institución.

La actual sede del Archivo General de la Nación Francisco de Miranda, cuenta con una Sala de Consulta con capacidad para 51 personas; nuevas bóvedas y amplios archivos de almacenamiento para el patrimonio documental con condiciones óptimas de conservación y preservación (ubicación, mobiliario, iluminación, temperatura, humedad y seguridad).

Espacio para que el público en general tenga acceso a la información que contienen los documentos y libros transferidos del antiguo edificio cuyo acervo está conformado por documentos de la Colonia (1535-1810), Revolución-Gran Colombia (1810-1830), y República (a partir de 1830).

Desarrolla la creación del Archivo de la Revolución. Fondo Documental del Pueblo, en el que se proyecta recoger datos y documentos referentes a la lucha insurgente y revolucionaria de Venezuela en las últimas siete décadas del siglo XX.

Posee un equipo humano capacitado para el cuidado de los documentos, desde el más antiguo, hasta el más reciente; documentos y libros que ayudan a entender mejor el pasado, el presente y construir un mejor futuro, con base en el rescate de la memoria histórica del país.

Sus labores, desde su fundación, han sido dirigidas por los siguientes Archiveros:

vI. Dr. Carlos Aristimuño Coll: 6 de julio de 1912 a 9 de enero de 1913
vII. Sr. Laureano Vallenilla Lanz: 10 de enero de 1913 a 9 de julio de 1915
vIII. Dr. Isaac Capriles: 10 de julio de 1915 a 15 de julio de 1916
vIV. Sr. Gustavo Terrero Atienza: 16 julio de 1916 a 31 de julio de 1918
vV. Dr. Antonio José Pacheco: 1 de agosto de 1918 a 31 de julio de 1919
vVI. Sr. Federico Gabaldón: 1 de agosto de 1919 a 30 de septiembre de 1921
vVII. Dr. Vicente Dávila: 30 de septiembre de 1921 a 6 de febrero de 1934
vVIII. Dr. Eloy G. González: 7 de febrero de 1934 a 15 de julio de 1937
vXIX. Profesor Augusto Mijares: 16 de junio de 1937 a 5 de agosto de 1938
vX. Dr. Luis Beltrán Guerrero: 6 de agosto a 15 de noviembre de 1938
vXI. Sr. Eduardo Picón Lares: 16 noviembre de 1938 a 15 de abril de 1940
vXII Sr. Mariano Picón Salas: 16 de abril de 1940 a 31 de julio de 1941
vXIII Dr. Mario Briceño Iragorry: 1 de agosto de 1941 a 25 de noviembre de 1943
vXIV Sr. Luis Yepez: 26 de noviembre de 1943 a 31 de julio de 1944
vXV Sr. J. A. García Lezama: 1 de agosto de 1944 a 31 de marzo de 1945
vXVI Sr. Rafael Yepez Trujillo: 1 de abril a 21 de agosto de 1945
vXVII Profesor Augusto Mijares: 21 de agosto a 28 de octubre de 1945
vXVIII Dr. Ambrosio Perera: 29 de octubre de 1945 a 25 de septiembre de 1946
vXIX Dr. Héctor García Chuecos: 26 de septiembre de 1946 hasta 23 de abril de 1959.
vXX Dr. Mario Briceño Perozo: 24 de abril de 1959 hasta 1995
vXXI. Profesor Guillermo Briceño Porras: 1995 - 2000
vXXII Profesor Manuel Carrero: 2003 - 2005
vXXIV Dr. Guillermo Briceño Porras: 2005 - 2007
vXXV Profesora Carmen Alida Soto Castellanos1: 2007 - enero 2010
vXXVI Profesor Luis Felipe Pellicer Peñuela 2010 – en ejercicio.

Por:
RAFAEL A. ROJAS MORONTA
Coordinador Biblioteca AGN
Santiago de León de Caracas, 2009 Noviembre


"Pide y recibirás. Busca y encontrarás. Llama y la puerta se abrirá. Porque quien pide recibe; quien busca encuentra; y a quien llama se le abre la puerta". (Jesús de Nazaret)

No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte
en protagonistas de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra
continúa: tú puedes aportar una estrofa.

No dejes de soñar, porque en sueños
es libre el hombre.

Walt Whitman

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal